Alemán como segundo idioma: su futuro empieza en Superfriends

Enviado por Superfriends el
Superfriends aprende alemán

En la etapa preescolar los pequeños comienzan a abrir sus mentes al mundo exterior y a aprender rápidamente los idiomas. Aprender alemán es una buena opción. La experiencia de nuestro equipo de profesores es que los primeros años del niño son fundamentales para potenciar su desarrollo en todos los sentidos.Descubrir su entorno, su cuerpo, desarrollar sus capacidades, su afectividad, o sus emociones serán algunos de sus grandes logros durante esta etapa.

La etapa preescolar también es ideal para iniciarse en el estudio de una lengua extranjera. En nuestro centro infantil en Valencia, queremos que el aprendizaje de idiomas también forme parte de su educación. Por ello damos prioridad a la enseñanza de idiomas como el inglés y el alemán, idiomas básicos para su vida y su futuro. Tenemos un objetivo claro y es que los niños se diviertan aprendiendo.

En nuestra guardería inglesa, los idiomas son muy importantes. Además de inglés, ofrecemos la posibilidad de aprender alemán, que junto al anterior, es el idioma con más peso dentro de la UE. Ofrecemos un servicio de clases extraescolares para niños y bebés. Desde los 4 meses hasta los 7 años los alumnos podrán iniciarse en el estudio de estos idiomas de forma amena y divertida, gracias a nuestros métodos de enseñanza exclusivos.

El bilingüismo es beneficioso para niños y bebés, en todos los sentidos: les sirve como entrenamiento mental y contribuye a que los pequeños ejerciten su memoria. Siempre partiendo de una base lúdica, el niño aprende mediante juegos mnemotécnicos, música y canciones. Las rimas fáciles y el ritmo de las melodías ayudan a que los pequeños retengan mejor los conceptos, vocabulario y expresiones tanto de inglés como de alemán. El inglés para bebés y el alemán para bebés y niños preescolares es un valor añadido a su educación futura.

Cuando un niño se inicia en un segundo idioma, el proceso ha de ser el mismo que se produce cuando comienza a adquirir los conocimientos de su lengua materna. Este proceso consta de 4 fases principales:

  • Escuchar. Los bebés que aún no saben hablar, escuchan y retienen los sonidos, palabras y frases que les llegan del exterior, interiorizándolas y asimilándolas en su cerebro.
  • Comprender. En esta fase el niño comienza a asociar las palabras a conceptos y de esta forma, empieza a formar su propio vocabulario que se irá ampliando de forma progresiva.
  • Hablar. Cuando el pequeño comienza a hablar, cada día va descubriendo nuevas palabras. Los niños son, naturalmente, curiosos por lo que la velocidad a la que aprenden en esta etapa es muy rápida.
  • Leer y escribir. A partir de los 3 años.

Este mismo esquema se repetirá exactamente igual, aplicado a un segundo idioma. Los niños, mientras más pequeños sean, mayores habilidades tienen para asimilar y entender conceptos, imitar sonidos y aprender sin darse cuenta, como un juego más.

En Superfriends los niños aprenden jugando. El juego es una parte fundamental del desarrollo infantil y por ello las actividades que realizamos en nuestro centro están pensadas como parte de una educación integral, en la que sentamos las bases para su educación escolar de forma lúdica, divertida y amena.

SUPERFRIENDS: Su futuro empieza aquí