Cómo enseñar a los niños a ganar y perder

Enviado por Superfriends el
Cómo enseñar a los niños a ganar y perder

La educación es fundamental para poder afrontar determinados aspectos de la vida. Por ello, es muy importante que los niños aprendan a controlar la frustración. Uno de los aspectos más importantes de la educación infantil es enseñar a los más pequeños a ganar y perder en cualquier momento y situación.

Muchos niños no saben perder y es bastante habitual que se enfaden o respondan con rabietas y actitudes negativas los otros niños les ganan. En nuestra guardería inglesa, enseñamos a los niños a asumir que no siempre es posible ganar. Saber gestionar la frustración por la derrota les ayudará a madurar, a reforzar su autoestima y a no rendirse ante las adversidades.

En Superfriends enseñamos a nuestros niños que las derrotas son parte de su educación preescolar y a ser conscientes de que la vida está hecha de victorias y derrotas.

¿Por qué los niños reaccionan mal cuando pierden?

Algunos niños están acostumbrados a vivir en un ambiente en el que son el centro de atención absoluto. Muchos papás ceden ante cualquier petición con tal de ver a sus niños contentos y felices. Esta actitud sin embargo, es muy contraproducente:

  • Convierte a los niños en “pequeños tiranos”.
  • Hace que vivan fuera de la realidad.
  • Provoca baja tolerancia a la frustración.
  • Puede producir inseguridad y sentimiento de inferioridad.
  • Aísla socialmente, ya que para no perder, evitan participar.

Importancia de aprender a perder

  • Aprender a perder es fundamental para que la autoestima del niño se refuerce. Los niños que aceptan la derrota, no la ven como algo personal o de menor valía personal, sino como algo normal que a veces ocurre.
  • Mejora sus habilidades sociales. Los niños que saben jugar y perder deportivamente incrementan sus habilidades sociales.
  • Se fomenta su capacidad de esfuerzo y perseverancia.
  • Aprenden a disfrutar de la actividad en sí misma sin estar condicionados por el éxito o el fracaso.
  • Comprenden que tan sólo depende de ellos la posibilidad de cambiar o mejorar.

Cómo hacer que los niños aprendan a perder

  • No intentes evitar que se sientan frustrados colmándole de atenciones para compensar. Dejar que los niños se sientan mal y asimilen lo que ha pasado es sano y forma parte del desarrollo infantil. Hazle entender que si quiere mejorar, deberá perseverar y esforzarse.
  • Tan importante como saber perder es saber ganar. Para experimentar la sensación de la victoria, debe conocer la de la derrota. Eso les permitirá ganar con deportividad, sin ridiculizar ni reírse de los “perdedores”.
  • Enséñales con el ejemplo. Los niños aprenden lo que ven.
  • No consientas las pataletas. Aunque muchos niños y papás lo crean, las pataletas, gritos, enfados, morros, etc., no deben permitirse. Quita hierro a la situación, trata de explicarle que es normal que unas veces se gane y otras se pierda y da por zanjada la cuestión.
  • Ayúdale a descubrir el placer de participar sin que importe el éxito o el fracaso.

SUPERFRIENDS: Su futuro empieza aquí

Foto Flickr | Jennifer Lord