Desarrollo infantil: cuándo y cómo dejar el chupete

Enviado por Superfriends el
Desarrollo infantil: cuándo y cómo dejar el chupete

Los niños utilizan el chupete como medio para tranquilizarse. Por ello, separarse de este elemento “protector” no es fácil. Si no sabes cómo actuar para que tu hijo diga adiós al chupete sin traumas, en nuestra guardería inglesa te proponemos un plan estratégico.

Cómo dejar el chupete en tres fases

Dejar el chupete es un paso más en el proceso del desarrollo infantil. En Superfriends, proponemos a los papás una forma progresiva de decir adiós al chupete, en tres fases, para que los niños puedan abandonar este hábito casi sin darse cuenta.

Fase 1

Es importante saber cuándo dejar el chupete ya que puede provocar malformaciones en dientes y paladar, infecciones y dependencia. El objetivo es preparar al niño para el día D. No hay que precipitarse ni tampoco demorarse.

En primer lugar, hay que informar al niño de que pronto va a dejar de usar chupete y los motivos de ello: para que no se le deformen los dientes, porque ya es mayor y el chupete es de pequeños… En esta fase podemos leer cuentos e historias sobre el tema y hablarle de otros niños que ya han abandonado el hábito porque son mayores. También es buena idea hacerle sentir mayor alabando sus logros y habilidades para reforzar su autoestima.

Fase 2

Llegado el momento, nos disponemos a decir adiós para siempre al chupete. Hay muchas maneras de hacerlo: “enviarlo” en una cajita a otros niños pequeños que lo necesiten, dárselo a los Reyes Magos o a Papá Noel, para que se lo “regalen” a otros bebés, hacer un barquito de papel y poner el chupete en él para ver como se aleja en el río o en la playa… ¡o simplemente tirándolo a la basura parque ya no lo vamos a necesitar!

Para el niño este momento es difícil aunque forma parte de su educación infantil, por lo que debes reforzar su autoestima diciéndole lo orgullosos que nos sentimos de que sea tan mayor.

Fase 3

Una vez dado el paso, no hay vuelta atrás. Es posible que, aunque en el primer momento, tu hijo se sintiera importante al decir adiós al chupete, después lo echará en falta en todo momento. Ahora ya no tiene su aliado para los buenos y malos momentos y siente un vacío que le provoca ansiedad. Tu papel durante el “síndrome de abstinencia” es fundamental para pasar el trance de la mejor manera posible: mimos, abrazos y mucha paciencia, son ahora más necesarios que nunca.

Nuestro proyecto educativo no sólo ofrece a tu hijo la atención pedagógica que necesita., en nuestra guardería también aprenden pautas y normas de conductas que les serán imprescindibles para su futuro.

SUPERFRIENDS: Su futuro empieza aquí

Foto Flickr | eperales