Educación infantil: Cómo detectar problemas de aprendizaje

Enviado por Superfriends el
Educación infantil: Cómo detectar problemas de aprendizaje

Uno de cada diez niños tiene problemas de aprendizaje que afectan a su desarrollo infantil. Estos problemas se suelen detectar a partir de los 5 años. Representan un gran problema para los padres ya que inciden de forma directa sobre el rendimiento académico y las relaciones sociales del niño.

Los niños con problemas de aprendizaje no están menos capacitados y suelen tener un nivel de inteligencia, agudeza visual y auditiva, dentro de los parámetros normales. Intentan seguir las enseñanzas, concentrarse en sus trabajos y tener buen comportamiento en casa y en el cole. Para ellos, lo difícil es procesar la información y saber cómo utilizarla.

En nuestra guardería inglesa tratamos cada día a niños con problemas en el aprendizaje y tenemos un gabinete psicopedagógico para ello. Estos niños no pueden hacer lo que hacen los demás aunque tengan un nivel de inteligencia similar. Sus patrones neurológicos son diferentes a los de los niños de su edad y necesitan atención especial en su educación infantil.

Manifiestan sus problemas para procesar la información que reciben a través de su comportamiento. La observación directa nos permitirá saber si nuestros hijos se encuentran en esta situación:

  • Dificultad para entender y realizar las tareas asignadas.
  • Problemas para recordar cosas que le acaban de decir.
  • Dificultad para realizar cosas básicas como leer, deletrear, escribir o realizar operaciones matemáticas sencillas.
  • No ser capaz de distinguir entre izquierda y derecha.
  • Mala coordinación en los movimientos, al caminar, hacer deporte o realizar actividades sencillas como atarse los cordones o coger los lápices.
  • Tendencia a perder sus libros y material escolar.

Características de las dificultades para el aprendizaje

  • Dificultad para la lectura. Estos niños suelen acercarse mucho al libro, hablan en voz alta, señalan, ven doble, leen la misma línea varias veces o se saltan algunas, pestañea, bizquea, se frota los ojos, no sabe deletrear o lo hace mal, su comprensión lectora oral es pobre, no pronuncia las consonantes finales, etc.
  • Escritura. Suele escribir de forma invertida, o varía el tamaño de las letras, no deja espacios entre palabras ni utiliza las líneas para guiarse. Agarra el lápiz de manera torpe y no se sabe si es zurdo o diestro. Coloca el papel de forma incorrecta, intenta escribir con el dedo, no se sienta de forma correcta y su pensamiento no está organizado.
  • Auditivo y verbal. El niño suele mostrarse apático y sufrir resfriados, asma o alergia frecuentemente, respira por la boca, se bloquea cuando le hablan, habla alto, no es capaz de seguir más de una instrucción a la vez y pone la tele o la música a gran volumen.
  • Matemáticas. Suele invertir los números, dificultad para aprender las horas, comprensión deficiente y malas memoria para los números.

SUPERFRIENDS: Su futuro empieza aquí

Foto Flickr | vastateparksstaff