Enseña a tu hijo a compartir desde pequeño

Enviado por Superfriends el
Enseña a tu hijo a compartir desde pequeño

Entre los 3 y 5 años, es muy habitual que los niños se nieguen a compartir sus preciadas posesiones: si los juguetes son suyos, ¿por qué se los tiene que dejar a su amiguito?

Los niños no saben compartir.

En realidad, sí saben, aunque no siempre. Puede que un día pase horas con otros niños, esperando su turno para compartir los juguetes comunes o dejando sin problemas sus juguetes propios, y otro día se cierre en banda con lo que considera suyo.

El motivo de este comportamiento es muy sencillo. Los niños actúan por impulsos, no de manera racional. Compartir forma parte de su aprendizaje. A esa edad, aún no entienden muy bien conceptos como: tiempo, esperar, etc. Por eso le resulta difícil entender que él tenga que esperar su turno para el columpio, o jugar con otros niños con su camión favorito.

Esta situación puede convertirse en un auténtico reto que desemboque en frustración o rabia si no se enfoca de manera adecuada.

Por otra parte podemos encontrar la conducta opuesta: niños a los que les encanta hacer dibujos y manualidades para sus papás o profes y compartir las chuches o la merienda con otros amiguitos. Esto significa que han descubierto que regalar y compartir es divertido porque los demás se ponen contentos. Anímale a compartir y hazle entender que es más divertido y agradable compartir tus cosas porque así disfrutan todos.

¿Cómo enseñarles a compartir?

¡Siempre de manera positiva! Nunca como imposición. Los niños no saben ponerse en el lugar de los demás ni tienen la misma capacidad de comprensión y entendimiento que los adultos. Hazle entender que compartir no es lo mismo que perder. Consigue que compartir sea algo divertido. Enséñale a hacer cosas en equipo: que te ayude a pones la mesa, a plantar en el jardín, a pintar o a jugar con rompecabezas… De vez en cuando, prepara una merienda con sus amiguitos y deja que sea él, el que se encargue de ayudarte a repartir los refrescos y bocadillos.

Si no quiere compartir, no lo castigues. Todo proceso de aprendizaje lleva su tiempo. Usa la disuasión positiva, hazle entender que es más divertido compartir y respeta su deseo de no prestar ciertas cosas como su peluche favorito, por ejemplo.

Sé un ejemplo para él. El mejor modo de aprender es que vea que en casa todos compartís: un helado, un trozo de pastel, tu bufanda… así verá que compartir cosas es algo natural.

 

En Superfriends tus hijos podrán aprender inglés desde bebés y obtener una alta formación académica en la que la educación en valores es de gran importancia. ¡El aprendizaje de hoy será su mejor garantía de futuro!

 

Superfriends: Su futuro empieza aquí