Importancia de una alimentación infantil sana y adecuada

Enviado por Superfriends el
Importancia de una alimentación infantil sana y adecuada

La alimentación es vital para que el niño crezca fuerte y sano. Una de las ventajas de nuestra guardería en Valencia y uno de nuestros servicios más importantes es el comedor. En Superfriends nos encargamos de ofrecer a los más pequeños una dieta sana y equilibrada con especial atención a  celíacos, intolerantes o alérgicos.

La alimentación infantil es fundamental para su desarrollo

Durante la época del crecimiento el niño necesita una alimentación equilibrada y adaptada a sus necesidades. Una buena alimentación es vital para el correcto desarrollo físico y mental del pequeño. Los malos hábitos alimenticios conllevan carencias como la obesidad, anemia, desnutrición o falta de vitaminas y minerales esenciales.

La calidad es tan importante como la cantidad. Por ello en nuestra guardería prestamos la mayor atención a la composición de los menús de nuestros pequeños tragoncetes.

Conseguir que el niño coma y pruebe todos los alimentos requiere paciencia, imaginación y conocimientos nutricionales. El niño necesita una alimentación variada para que aprenda a comer de todo y no presente carencias alimentarias.

Los hábitos alimentarios se desarrollan durante la infancia. El aprendizaje se basa en gran medida en la imitación del comportamiento de los adultos. Por ello los padres deben servir de modelo a sus hijos poniendo atención a sus propios hábitos nutricionales a la hora de sentarse a la mesa. De esta forma los niños asimilarán los alimentos sin ningún tipo de problema.

Los trastornos alimenticios no son algo nuevo pero, por desgracia, parecen ir en aumento, sobre todo al llegar a la adolescencia. Las consultas a los especialistas en nutrición son cada vez más frecuentes a causa de problemas derivados de la incorrecta alimentación: anorexia, bulimia u obesidad, son los más usuales. Por ello la supervisión directa tanto en la guardería como en casa resulta vital para evitar males mayores.

Consejos para una alimentación infantil sana y equilibrada

  • El desayuno ha de ser la comida más importante del día y debe incluir lácteos, cereales y fruta.
  • Se deben realizar cinco comidas al día. A media mañana conviene tomar un pequeño almuerzo a base de queso fresco, jamón o fruta. Los snacks procesados no son recomendables.
  • Evitar el consumo de bebidas gaseosas, azucaradas, etc. Este tipo de bebidas, además de sumar gran cantidad de calorías, contienen ingredientes que fomentan el “efecto llamada” por lo que crean adicción. Lo más sano y natural es beber mucha agua al día.
  • Se deben comer a diario cinco raciones de frutas y verduras. Cuatro o cinco huevos a la semana, pescado y carne, tres o cuatro veces por semana y legumbres dos o tres veces por semana.
  • Ocasionalmente se pueden tomar dulces o golosinas aunque lo mejor es sustituirlos por postres caseros como bizcochos, magdalenas o pastas.

Superfriends: Su futuro empieza aquí

Foto Flickr | acheron0