Menos riesgo de padecer leucemia para los niños que acuden a la guardería

Enviado por Superfriends el
Menos riesgo de padecer leucemia para los niños que acuden a la guardería

Todos los que somos padres sabemos que existe un punto de inflexión, cuando llevamos a nuestros hijos a la guardería. Por lo general nuestro hijo/a no ha tenido excesivos problemas de salud, pero es compartir tiempo y juegos con otros niños, y esta situación experimenta un cambio radical.

El anterior contexto descrito, es la base de un estudio realizado por la Universidad de California, desarrollado en más de 20.000 niños, los cuales más de 6.000 desarrollaron leucemia linfoblástica aguda.

Los resultados no afirman categóricamente nada en concreto, pero si relanzan la importancia de que los menores interactúen con otros niños, y estén expuestos a enfermedades menores o infecciones, propias de las derivadas del vínculo social en una guardería.

La información inmunológica desgranada del estudio, deja claro la existencia de una correlación entre la exposición temprana a enfermedades y a no hacerlo, pues más adelante, la respuesta inmunológica ante una enfermedad puede resultar inapropiada o desproporcionada por parte del sistema inmunológico.

Aun así, sin ser una afirmación médica clara, este estudio ayudará a entender el comportamiento e inicio de la leucemia en los más pequeños.

La importancia del vínculo social en los más pequeños

El estudio anteriormente citado, confirma la importancia del vínculo social de los más pequeños, la sociabilidad que fomenta la guardería es una cualidad a tener en cuenta, dentro de las múltiples ventajas de integrar a nuestro hijo/a en un centro de educación infantil.

Aprenden a relacionarse de forma sencilla y divertida, la comunicación entre los más pequeños acentúan su interés y conocimiento por el entorno que les rodea.

Comienzan a reconocer valores positivos de la convivencia, el respeto, los horarios etc. Conocen desde muy pequeño la diferencia entre la individualidad y el grupo, el saber esperar y expresar sus emociones.

Un profesional Centro de Educación Infantil da la seguridad y tranquilidad a los padres de que sus niños, están siendo educados por profesores cualificados, brindando una convivencia estimulante y beneficiosa para los más pequeños.

Poseer un vínculo social desarrollado desde la más temprana edad, ayudará en el futuro a estos niños a enfrentarse a los retos que le suponga seguir creciendo.

Si bien es cierto, que no nos libraremos de la tos, estornudos o infecciones que se “regalarán” unos a otros, esto no deja de ser una anécdota, con  el impulso personal que habrán ganado nuestros hijos, al disfrutar de la compañía de más niños, bajo la tutela y formación de unos buenos profesionales. 

Superfriends: Su futuro empieza aquí