¿Por qué conviene llevar al niño a la guardería?

Enviado por Superfriends el
niño guarderia

En Superfriends sabemos que las guarderías y escuelas infantiles suponen una ayuda inestimable en la educación del niño antes del inicio de su educación escolar. Sin embargo, a menudo y de forma errónea, se suele confundir la guardería con ese lugar en el que dejamos al bebé hasta que papá y mamá vuelven del trabajo.

Nada más lejos de la realidad. Llevar al niño a la guardería no consiste tan sólo en dejarlo en un lugar en el que pasar las horas. Por el contrario, es el lugar en el que nuestros hijos aprenden y establecen las bases para su educación y vida futura. ¡Nada más y nada menos!

En la guardería aprendo y me divierto

Hoy en día el concepto de guardería ha evolucionado y se establece claramente la diferencia entre guardería y escuelas infantiles. En estas últimas, más allá de servir como mero pretexto para que el bebé se encuentre atendido en ausencia de sus padres, se imparten enseñanzas de todo tipo adaptadas a la edad del niño:

  • ejercicios de psicomotricidad
  • enseñanza de idiomas por parte de profesores titulados
  • actividades relacionadas con el medio ambiente y el entorno

Estas son solo algunas de las materias que se llevan a cabo en nuestra Guardería con inglés en Valencia.

Pero la guardería también ofrece otro tipo de servicios de índole extraacadémica y que, sin embargo, tienen gran importancia en el proceso de maduración y crecimiento del niño. Aprender a utilizar el baño, a compartir sus juguetes o a comer todo tipo de alimentos, son algunos de ellos. En Guardería Valencia pensamos que la alimentación es un importante factor educativo que no puede ser descuidado.

En la guardería aprendemos a convivir

Sabemos que, a menudo, sobre todo en el caso de hijos únicos, al niño se le hace cuesta arriba compartir sus cosas con los demás. Esto les puede volver intolerantes y más proclives a sufrir enfados o frustraciones. En la guardería aprenden a compartir y a no ser continuamente el centro de atención.

Además, también aprenden que es más divertido jugar y ceder sus cosas a otros amiguitos para jugar juntos. Una forma estupenda de que el niño comience a entender que es “parte de” y no “el centro de”.

En la guardería aprendemos a comer de todo

Otro de los aspectos positivos de llevar a los niños a la guardería es el comedor. Una correcta alimentación es vital siempre, pero mucho más lo es durante los primeros años de vida. Las necesidades de vitaminas, minerales, proteínas e hidratos tienen que ser ingeridas en la cantidad adecuada. Sin embargo, a menudo, los niños tienden a rechazar ciertos tipos de alimentos. El simple hecho de ver a otros niños comer lo que ellos rechazan es una motivación para que el niño acabe por aceptar los alimentos.

¡Sí a la guardería!

  • Mayor autonomía y madurez mental
  • Fomenta valores como la comprensión y la tolerancia
  • Adquisición y destreza de habilidades
  • Aprendizaje precoz (idiomas, cálculo, conocimiento del medio…)

SuperFriends: Su futuro empieza aquí!