Protege a tu bebé de los primeros constipados al empezar la guardería

Enviado por Superfriends el
Protege a tu bebé de los primeros constipados al empezar la guardería

El comienzo del curso es época de cambios en todos los sentidos. Nuevos horarios, rutinas, nuevas costumbres, prisas… A todo ello se suma que las temperaturas de principio de otoño son muy variables, con importantes picos de frío y calor. ¡Es natural que las defensas de los niños bajen!

Como consecuencia, la aparición de resfriados no se hace esperar.

Una situación habitual es que, durante las primeras semanas de guardería, algunos niños se resfríen a consecuencia de los constantes cambios de temperatura. Aunque los síntomas de estornudos y mocos suelen ser bastante “aparatosos”, en principio no hay que alarmarse. Las defensas de los bebés aún no son lo suficientemente fuertes y por ello, son más vulnerables que los mayores ante las bajas temperaturas. Simplemente, es cuestión de tomar precauciones para evitar el contagio en la medida de lo posible. Desde Superfriends te deremos unas pautas para intentar que estos constipados sean los menos posibles para todos.

¡Protégelo con medidas de prevención!

Hay que abrigarles bien, protegiéndoles con una bufanda o un gorro verdugo, la nariz y la garganta. Además, para prevenir la acción de los virus y limitar el contagio de los resfriados se deben tomar medidas de higiene y precaución elementales:

Higiene

Al estornudar, se debe utilizar un pañuelo poniéndolo a modo de pantalla cubriendo nariz y boca. Lo mejor es utilizar pañuelos de papel y después de usar, tirar los materiales desechables. En casa o en la guardería es importante mantener también estos hábitos de higiene: Por ejemplo no compartir cucharas o chupetes y lavar los juguetes que haya tocado un niño resfriado para evitar el contagio, nosotros lo tenemos muy controlado, sobretodo en el comedor.

Después de limpiarles la nariz, se deben tirar los pañuelos desechables y no reutilizarlos

Medidas de precaución

Repetar las distancias. Lo más prudente es mantener al bebé a distancia de personas resfriadas, ya que los virus se propagan con mucha facilidad. Y aún más en ambientes cerrados y cargados. Evítalos siempre que sea posible.
Abrigarlos bien al salir a la calle. Cúbrele los oídos, garganta y nariz.

Que los niños y bebés se resfríen es algo bastante habitual y no suele tener mayores consecuencias. Por tanto no debes preocuparte ni cambiar tus horarios o ausentarte del trabajo por un resfriado común. En Superfriends International School contamos con un departamento de enfermería en las que los niños que tengan algún cuadro febril, gastroenteritis, conjuntivitis o enfermedades comunes que no revistan gravedad, podrán permanecer sin riesgo de contagiar a sus compañeros. Ellos estarán bien atendidos para tu tranquilidad y podrás recogerlos sin problemas a su hora habitual.

En Superfriends tus hijos podrán aprender inglés desde bebés y obtener una alta formación académica en la que la educación en valores también tiene gran importancia. El aprendizaje de hoy será su mejor garantía de futuro.

Superfriends: Su futuro empieza aquí