¿Qué hacer cuando un niño se pelea?

Enviado por Superfriends el
¿Qué hacer cuando un niño se pelea?

Los padres solemos plantearnos si debemos intervenir o no cuando nuestros hijos pequeños entran en conflicto con otros niños en la guardería o en el parque. La forma de actuar será diferente en función de la situación en la que el niño se encuentre. Hay que ser constantes y no responder a una conducta agresiva con otra similar. Hay que tener presente que generalmente los niños hacen lo que ven. ¡Seamos un buen ejemplo para ellos!

Se pelea por el mismo juguete

Imagina que tu hijo está tranquilamente jugando con su coche y su camión. Llega otro niño y le quita el coche por lo que tu hijo se enfada e intenta recuperar el juguete. ¿Sería el momento de intervenir?

Pues depende de la situación. En principio, lo más adecuado es esperar a que el asunto se resuelva por sí solo. A edades tan pequeñas, este tipo de conflictos son habituales y no tienen mayor importancia. Sin embargo, conviene estar al tanto por si la pelea llega a más y acaban enzarzados en una verdadera batalla en la que pueden llegar a hacerse daño mutuamente. En ese caso, lo correcto sería intervenir por su propia seguridad y protección. Una vez separados, tocará hacer de mediadores para llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Por ejemplo, que jueguen juntos, uno con el coche y otro con el camión.

 

Muerde o pega a su hermano pequeño o a sus compañeros en la guardería

Esta situación desagradable suele estar provocada por los celos. A los padres no nos gusta saber que nuestros hijos pegan o muerden por los motivos que sean. En esta situación, hay que intervenir, ya que si bien es algo “normal” hasta cierto punto, siempre es indicativo de celos o inseguridad. No le riñas, pero hazle saber que lo has visto pegar y habla con él para saber por qué lo hace, demostrándole tu cariño para que se sienta seguro y querido.

Los mordiscos, pellizcos o tirones de pelo es una forma de llamar la atención cuando el niño se siente inseguro o desplazado ante la llegada de un hermanito o por la presencia de otros niños.

 

No le gusta compartir

Los niños son posesivos con sus juguetes y sus cosas. Aunque a los papás no nos hace gracia que se muestren egoístas, es normal que actúen así. En realidad no se trata de un comportamiento egoísta sino de un acto de reafirmación. Lo mejor es dejar que se entiendan entre ellos.

 

Hay muchas formas de reprimir su conducta agresiva, siempre por la vía del entendimiento y no a través de castigos. Los niños no actúan con malicia sino instintivamente. El papel de los adultos es ofrecerles una buena educación tanto en casa como en la guardería.

 

En Superfriends tus hijos podrán aprender inglés desde bebés y obtener una alta formación académica en la que la educación en valores es de gran importancia. ¡El aprendizaje de hoy será su mejor garantía de futuro!

 

Superfriends: Su futuro empieza aquí