Botiquín básico para los cuidados del bebé

Enviado por Superfriends el
Botiquín básico para los cuidados del bebé

En nuestra guardería inglesa nuestra máxima prioridad es ofrecer  la mejor enseñanza preescolar para un óptimo desarrollo infantil, con todas las garantías de seguridad. Por ello, en Superfriends disponemos de enfermería infantil con todo lo necesario para cubrir las necesidades de nuestros pequeños alumnos.

Los niños son imprevisibles ¡Atención a los accidentes!

Los niños están llenos de energía y vitalidad y no se detienen ante nada. Los más pequeños no saben lo que es el miedo por lo que a veces, tanto en el parvulario como en casa, las lesiones y pequeños accidentes resultan inevitables aunque se tomen las medidas de precaución necesarias. Por ello, es de suma importancia estar preparados para cualquier eventualidad que pueda surgir y tener a punto un botiquín de primeros auxilios.

El botiquín ha de ser un contenedor cerrado y organizado en compartimentos. Esto será muy útil para que en un momento de tensión podamos encontrar fácilmente y con rapidez aquello que necesitamos.

Es importante que el botiquín esté siempre en el mismo lugar y que todos los miembros de la familia sepan el lugar en el que se encuentra. Conviene revisarlo periódicamente para descartar posibles medicamentos caducados o en mal estado. También es muy recomendable tener un botiquín secundario en el coche en la bolsa del niño, por si se produjese alguna pequeña herida o caída, e incluso en el bolso de mano, aunque vayamos sin niños, como medida de precaución.

¿Qué debe contener el botiquín infantil?

Todos los papás saben bien que los accidentes más habituales en los niños son las caídas, rozaduras, arañazos, golpes, etc. Por ello, es importante tener siempre a mano algún desinfectante como agua oxigenada, alcohol o Betadine como primera medida.

  • Caja de tiritas surtidas (mejor si son resistentes al agua y acolchadas), algodón y esparadrapo.
  • Medicamentos que hayan sido prescritos por el médico o pediatra. Hay que recordar que los niños pequeños no deben tomar aspirina.
  • Algún antitérmico para la fiebre como Dalsy o Apiretal.
  • Termómetro.
  • Pinzas.
  • Tijeras pequeñas.
  • Crema solar. Para los niños, ha de ser de protección pediátrica (+50, pantalla total).
  • Suero fisiológico en dosis individuales y saca mocos. El suero en bote grande no es recomendable.
  • Spray o crema antimosquitos y barra after bite para las picaduras.

Una idea muy práctica es tener apuntados en la tapa interior del botiquín los teléfonos más necesarios: médico, pediatra, ambulancia, urgencias, etc.

También es recomendable leer un manual de primeros auxilios infantiles para saber que hacer en caso de necesidad. Esta guía, podrá servirnos de ayuda en un momento determinado.

Superfriends: Su futuro empieza aquí

Foto Flickr | Enokson