Cómo favorecer la estimulación auditiva en niños

Enviado por Superfriends el
Cómo favorecer la estimulación auditiva en niños

En anteriores artículos te hablábamos de la estimulación visual en los niños y de su importancia. Ahora, desde Superfriends, nuestra escuela infantil bilingüe, queremos centrarnos en la estimulación auditiva para niños de 2 a 3 años. Te contaremos a lo largo del post en qué consiste la estimulación auditiva en niños, te hablaremos del sentido del oído en los niños y te daremos algunas ideas de estimulación auditiva. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la estimulación auditiva?

¿Te preguntas en qué consiste la estimulación auditiva? La estimulación auditiva consiste en estimular al bebe para que ‘escuche antes’, dicho de otra forma: es hablarle al bebé o al niño con una pronunciación buena, manteniendo diálogos, utilizando música, etcétera.

El sentido del oído, a diferencia del sentido de la vista, recibe toda la información sin que las personas tengan que realizar absolutamente nada, pues está constantemente conectado.

No obstante, aunque siempre esté conectado es importante que a los niños, desde que nacen, se les estimule, pues es un sentido que está estrechamente relacionado con el habla temprana, es decir, con la adquisición del lenguaje. En este punto es donde queremos resaltar uno de los principales beneficios de la estimulación auditiva en los niños: normalmente, los peques a los que se les trabaja la estimulación auditiva hablan antes.

Y no solo ello, con la estimulación auditiva los niños aprenderán a socializar y situarse mucho antes porque reconocerá ambientes, personas, etcétera.

Pero, ¿cómo estimular el oído de mi bebé? Lo mejor para la estimulación auditiva de los niños es presentarle objetos que hagan sonidos y las repeticiones: repeticiones con diferentes voces, repeticiones de canciones, de risas, etcétera. No obstante, de todo  esto te hablaremos más delante de forma detallada, en el apartado del post ‘Ideas de estimulación auditiva para niños’.

El sentido del oído en los niños

El sentido del oído en los niños cambia mucho en los primeros años de vida y por ello, en este post, te contamos cómo evoluciona este sentido desde los recién nacidos hasta los niños de aproximadamente dos años.

  • Bebés recién nacidos: para los bebés recién nacidos el estímulo auditivo preferido es la voz de su madre. La voz materna no solo les estimulará el oído, también les relajará  y les tranquilizará en determinados momentos. Respecto a otros sonidos, son capaces de estimularse con sonidos bruscos, los cuales pueden gustarles o no. Si les gustan seguro que se animan a emitir algún otro sonido como respuesta. Recuerda que a los recién nacidos es recomendable hablarles de frente porque todavía no son capaces de captar sonidos claramente desde otros ángulos.
  • Bebés de 3 o 4 meses de vida: en esta epata de su vida, los bebés cuando escuchan un sonido comienza a buscar de dónde procede utilizando el sentido de la vista. Al principio la búsqueda es muy elemental, aunque poco a poco se volverá más compleja.
  • Bebés de 5 a 6 meses de vida: cuando los bebés ya están cerca del medio año de vida es cuando empiezan a imitar los sonidos que hacen sus padres y otros adultos y niños. Comienzan a intentar imitar las vocalizaciones de otras personas, aunque para ellos sigue siendo una tarea complicada.
  • Bebés a partir de los 6 meses de vida: a partir de los 6 meses de vida del pequeño los padres ya comienzan a observar cómo la búsqueda de la procedencia del sonido por parte del niño es mucho más compleja. No solo buscan hacia abajo, también hacia arriba, por sus laterales, etcétera. En este periodo siguen un poco ‘perdidos’ en cuento a la búsqueda del origen del sonido.
  • Bebés de 1 año y medio aproximadamente: a partir de este momento, los pequeños de la casa ya identifican la procedencia del sonido de forma hábil, independientemente de dónde proceda: arriba, abajo, a la izquierda, a la derecha, etcétera.
  • Bebés de 2 años aproximadamente: con dos años ya es capaz de identificar todos los sonidos en todos los ángulos posibles. El peque ya tiene el oído en pleno funcionamiento.

Ideas de estimulación auditiva para niños

A continuación te detallamos algunas ideas de estimulación del oído para niños. Puedes seleccionar las que más te gusten o combinar diferentes para que esta estimulación no le resulte aburrida y monótona al pequeño.

  • Para que los peques empiecen a emitir sonidos y puedan escucharse podemos hacerles cosquillas o caricias, pues ayudarán al niño o niña a emitir sonidos y vocales.
  • Dejarles jugar con objetos que emitan sonidos, como por ejemplo: campanas, llaveros, sonajeros, etcétera. ¡Anímales a que hagan algo de ruido con ellos! Empezarán a descubrir que con el movimiento de estos objetos suenan.
  • Jugar con papel también les ayudará a estimular el oído. Arrugar papeles de diferentes texturas y a diferentes ritmos cerca de sus oídos, y dejarles experimentar con esos papeles será positivo para ellos.
  • Jugar a repetir balbuceos y vocalizaciones con los niños es muy positivo para la estimulación auditiva de los pequeños de la casa. Además, es una buena forma de trabajar también la memoria auditiva.
  • Cantar canciones en inglés para niños o en otros idiomas también será positivo para ellos, sobre todo porque agudizarán el oído y comprenderán mejor el idioma a largo plazo, además de conseguir una pronunciación mucho más correcta.
  • Jugar a reproducir sonidos onomatopéyicos, por ejemplo: sonidos de animales (la vaca, el perro, el gato, etcétera), sonidos de medios de transporte (tren, coche, moto, etcétera), sonidos de la naturaleza, como por ejemplo: del mar, de una tormenta…
  • Escuchar música relajante y suave ayudará a los más pequeños de la casa a relajarse y también favorecerá considerablemente la estimulación auditiva de los niños.
  • Mantener diálogos con los niños, aunque sea muy sencillos, es otra de las recomendaciones que te damos desde Superfriends para la estimulación auditiva de los pequeños.

Consideraciones a tener en cuenta en la estimulación auditiva para niños

A continuación te hablamos de dos consideraciones que deberás tener en cuenta cuando empieces con la estimulación auditiva de cualquier niño, tenga la edad que tenga. Estas consideraciones son: categorizar los sonidos y pronunciar de forma exagerada. ¡Te lo detallamos!

  • Categorizar los sonidos: es fundamental que como padre o profesor empieces a categorizar todos los sonidos que le enseñas a los peques para que puedan comenzar a asociarlos a objetos, animales, etcétera. Es la forma en la que el peque aprenderá a diferenciar personas, animales, situaciones…
  • Pronunciación exagerada: la pronunciación exagerada, tal y como hemos mencionado con anterioridad, es fundamental para fomentar la estimulación auditiva y para que el peque pueda aprender a realizar repeticiones de forma correcta.

¿Tienes otras ideas para la estimulación del oído de bebés y niños? Si conoces más trucos o actividades para niños para fomentar su estimulación auditiva no lo dudes y cuéntanoslo en los comentarios.

Por último, recuerda que en Superfriends contamos con un programa educativo para niños en el que podrás encontrar diferentes disciplinas y actividades que no solo les ayudarán a socializar y a desarrollarse, también a estimular su oído, su vista y… ¡todos sus sentidos! Ponte en contacto con nosotros y pregúntanos todo lo que necesites saber.

SUPERFRIENDS: su futuro empieza aquí