¿Realmente un niño de un año puede aprender inglés?

Enviado por Superfriends el
¿Realmente un niño de un año puede aprender inglés?

Mientras más precoz sea la enseñanza y el aprendizaje más natural resultará el proceso y mejores serán los resultados a la larga.

Actualmente existen métodos muy efectivos para enseñar inglés a los niños. El método Total English Teaching de nuestro Centro de Educación Infantil de Inglés de 1º y 2º Ciclo  está especialmente concebido para la enseñanza del idioma desde bebés. Nuestro exclusivo método de aprendizaje en Superfriends International School está formado por juegos para niños a través de ejercicios de inglés impartidos por profesores cualificados con los que el niño podrá aprender y divertirse a través de una alta formación académica.

¿Cuál es la mejor edad para que el niño se inicie en el aprendizaje del inglés?

Lo mejor sería que el niño pudiera iniciarse en el idioma sin esfuerzo desde bebés ya que a esta edad pueden adquirir los conceptos, estructuras gramaticales y pronunciación correcta de forma natural.

La capacidad innata que tienen los bebés se desarrolla de forma progresiva con la edad:

  • Hacia los tres meses tienen una capacidad innata de aprender cualquier lengua que se le enseñe. Hay que recordar que el balbuceo con el que comienzan a parlotear es igual en cualquier rincón del mundo.
  • A los 4 meses son capaces de detectar cuando se les habla en un idioma diferente y pueden identificar y comprender el significado de algunas palabras y oraciones en un idioma extranjero.
  • A los 6 meses sus balbuceos ya son distintivos y tienen el acento y los rasgos propios de su lengua nativa.
  • A los 8 meses un bebé es capaz de reproducir sonidos en cualquier idioma con el que haya tenido contacto.
  • Alrededor del año el niño ya es capaz de entender bien cualquier lengua con la que se encuentre familiarizado.

Esto significa que si el bebé está expuesto a otras lenguas diferentes a la materna, tiene la capacidad de aprender más de un idioma sin esfuerzo y con una perfecta pronunciación. Por eso es muy importante no desaprovechar la oportunidad única de convertir a nuestro bebé en un hablante bilingüe sin esfuerzo.

El  aprendizaje de un segundo idioma tiene muchas otras ventajas. Las investigaciones señalan que las conexiones neurológicas del cerebro de los bebés crecen más si están expuestas de forma habitual a otro idioma. Este crecimiento neuronal facilita el desarrollo intelectual en las demás áreas de aprendizaje y educación infantil.

 

Superfriends: Su futuro empieza aquí