¿Cómo hacer que nuestro bebé sea más sociable?

Todos los padres deseamos que nuestros pequeños se conviertan en niños sociables. Y es que… ¡Un bebé sociable es un bebé más feliz!

Para ello, el desarrollo emocional y social desde el nacimiento es fundamental. En este post, desde Superfriends, nuestra escuela infantil bilingüe, te contamos cómo saber si nuestro bebé es un bebé muy sociable o no lo es. Además, te damos algunos consejos para que con tu comportamiento y con determinadas actividades puedas ayudar al pequeño a desarrollar la sociabilidad.

¡No te lo pierdas!

¿Cómo saber si nuestro bebé es sociable?

Los bebés no pueden hablar, entonces, ¿cómo podemos saber si nuestro bebé es sociable o no lo es? Para saberlo hay que fijarse mucho en su forma de expresarse. Los bebés solo pueden expresar sus sentimientos y su forma de ser con sonrisas, lloros, expresiones faciales, etcétera. ¡Los balbuceos, los lloros del bebé y los movimientos de su cuerpo en general son muy indicativos!

Un bebé risueño, con una expresión de alegría es, normalmente, un bebé más sociable. Esto no significa que a nuestro pequeño le tenga que gustar estar con todo el mundo. Al igual que sucede con los adultos, los bebés también son selectivos con las personas y saben reconocer a sus padres, abuelos, hermanos… a las personas que forman parte de su vida y con las que son mucho más sociables.

Con el paso del tiempo, los bebés comienzas a hablar, a decir sus primeras palabras, y es en ese momento cuándo es mucho más fácil identificar si el peque es sociable o no. No obstante, para trabajar su sociabilidad no te esperes hasta ese momento, quizá sea demasiado tarde.

En el siguiente apartado te damos algunos consejos que pueden ayudarte a hacer que tu peque se convierta en un niño y futuro adulto sociable.

Consejos para ayudar a hacer más sociable a nuestro bebé

A continuación, damos algunos consejos para ayudar a hacer más sociable a nuestro bebé:

  • Reforzar sus pasos positivos: es importante que los padres tengan paciencia y que cada pequeño paso lo reforcemos con alegría para no desmotivar al pequeño. Todo los cambios y aprendizajes se realizan de forma progresiva, tenlo en cuenta para reforzar la autoestima de los bebés.
  • No realizar comparaciones: no realices comparaciones con sus hermanos, primos o compañeros. Cada niño es un mundo y aprende a su ritmo, así que no infravalores sus progresos.
  • Ayudarle a que no se aísle: hay que realizar actividades con el peque para que comience cuanto antes a relacionarse. Por ejemplo: ir al parque, a actividades extraescolares, juntarle con primos, hijos de amigos… Todo esto será bueno para él.
  • Predicar con el ejemplo: si queremos que el peque se muestre seguro y extrovertido, también tendremos que serlo nosotros. Debemos realizar un esfuerzo y practicar todas nuestras habilidades sociales delante del pequeño.
  • Entrenar situaciones cotidianas: es una de las actividades para bebés que, sin duda, mejorarán su sociabilidad. ¡Perfecta para un bebé poco sociable! Esta actividad consiste en enseñarle diferentes situaciones cotidianas y practicarlas, por ejemplo: pedir participar en un juego determinada.
  • Metas objetivas: un niño con confianza en sí mismo será mucho más sociable. Por ello, es importante potenciar su confianza poniéndole metas que se puedan cumplir fácilmente, con el objetivo de mejorar su autoestima y su confianza.
  • Enséñale a compartir: para que tu peque no se convierta en una persona egoísta y sea sociable es muy importante enseñarle a compartir. Enseñarle a compartir sus juguetes, sus golosinas, sus pertenencias en general, le ayudará a ser más solidario y también mucho más sociable.
  • Limita el uso que hace de la tecnología: cada vez los peques se relacionan menos debido a la tecnología. Esto se debe a que ya no necesitan jugar como antes con otros niños, con los padres, etcétera. Les basta una Tablet, una videoconsola, un smartphone… Para que esto no suceda, es necesario que los padres pongan unos límites y no permitan a sus pequeños usar la tecnología en todo momento, a cualquier hora del día. En este tema, es muy importante imponer unas normas y que se cumplan para mejorar la sociabilidad del pequeño.
  • Llévale a clases extraescolares: tal y como hemos mencionado antes, llevarle a clases extraescolares ayudará al peque a no aislarse. Pero… ¡no solo eso! Las clases extraescolares le permitirán hacer más amigos y crear grupos sólidos donde el niño pueda expresarse. Además, determinadas actividades son buenas para sociabilizar, por ejemplo: deportes en equipo, teatro, música, etcétera.
  • Llévale a lugares donde pueda relacionarse con más niños: puedes llevar a tu peque a parques acuáticos en verano, a parques, etcétera. Lugares donde suelen haber niños de su edad y donde pueda poner en práctica todos sus nuevos conocimientos sobre la sociabilidad. Esto le ayudará a hacer más amigos, a saber cómo establecer relaciones desde pequeño, necesarias para el futuro.

¿Crecer en un ambiente plurilingüe hace a los niños más sociables?

El cerebro de una persona bilingüe o plurilingüe posee ciertas áreas más desarrolladas que el de un monolingüe. Ello es debido a que las zonas mentales que controlan el salto entre distintas actividades o corrientes de pensamiento trabajan constantemente.

Conocer otro idioma implica conocer su cultura.

Esta diversidad es muy importante a la hora de educar a los niños. El contacto con culturas distintas de la suya es muy enriquecedor para el niño. Le abre las puertas a  nuevas formas de vida. Los niños se vuelven más receptivos, habituándose a convivir con distintas situaciones al mismo tiempo.

La mente de un niño educado en más de un idioma percibe nuevos ambientes y aprende a adaptarse a ellos. De esta forma mejoran sus habilidades sociales, incluso desde bebés.

Un estudio de la Universidad de Chicago ha demostrado que los bebés que se crían en entornos plurilingües tienen una mente más abierta y están dispuestos a aprender de personas que son distintos a ellas.

En el estudio se observaron a 82 niños de 19 meses de edad que vivían en hogares donde se hablaba inglés, pero en cuyos vecindarios se hablaban diferentes idiomas, que los bebés escuchaban. El estudio comprobó que los bebés que estaban habituados a oír hablar en lenguas distintas eran más propensos a seguir las indicaciones y aprender e imitar las acciones de las personas de otra nacionalidad que no hablaban su idioma.

El bilingüismo, y más aún, el plurilingüismo, abren el camino al conocimiento de otras culturas, a veces muy distintas a la propia. Por medio del idioma es posible penetrar en ellas, conocerlas y vivirlas.

Los niños educados en varias lenguas tienen la oportunidad de conocer  otras maneras de vivir que podrán aplicar a su propia vida en el futuro, beneficiándose de lo mejor de cada cultura. Su círculo social se incrementará y Su vida se verá enriquecida.

Para aceptar a alguien o a algo hay que conocerlo. Hay gente que tiene prejuicios hacia otras personas sólo por el hecho de ser distintas a ellos. Este tipo de racismo se basa en el desconocimiento. Una persona bilingüe o plurilingüe no caerá en este tipo de conductas injustas. Al conocer la diversidad cultural, la aceptará mejor que cualquiera que sólo hable y conozca su lengua materna.

La sociabilidad es una cualidad que ayuda a que los pequeños sean niños más felices. Esperamos que este post te haya ayudado a saber como fomentar dicha cualidad para que tu peque se desarrolle adecuadamente y se relacione de forma fácil con familiares y compañeros de la guardería, de las clases extraescolares, otros niños del parque, etcétera.

¿Cómo ayudas tu a tu hijo a ser sociable? ¿Puedes dar algún otro consejo a nuestros lectores? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Superfriends: su futuro empieza aquí.

2022-05-10T12:24:41+02:0010 mayo, 2022|0 Comentarios
Dejar un comentario