Beneficios del vínculo entre los niños y animales de compañía

El vínculo entre los niños y los animales de compañía es algo que se lleva tratando y estudiando en la educación desde hace mucho tiempo. Tener mascotas en casa es algo cada vez más común. Muchas familias optan por adoptar un perro o un gato antes o después de tener hijos. ¿Son realmente conscientes de los beneficios y responsabilidades que tiene?

Desde Superfriends, tu centro de enseñanza bilingüe, os vamos a hablar de cómo ayuda a los más pequeños contar con un animal de compañía. ¡Allá vamos!

¿Por qué es beneficioso para tus hijos que tengan contacto con animales?

Los beneficios de perros y gatos en los adultos están más que demostrados: ayudan a reducir el estrés y la depresión, aportan un equilibrio físico y mental, facilitan la recreación y, lo más importante, aumentan nuestra longevidad. En definitiva, contar con un animal de compañía mejora considerablemente la calidad de vida del ser humano.

¿Sucede esto también con los más pequeños? ¡Por supuesto que sí! Aunque a un nivel diferente. La influencia de los animales en los niños empieza por contribuir a su desarrollo educativo y social, los lleva a asumir responsabilidades y valores, mejora su relación con la familia… Y así una larga lista.

En Superfriends nos vamos a centrar en tres beneficios que nos parecen muy importantes para el futuro de nuestros hijos: la responsabilidad, el aprendizaje emocional y la motivación al aprendizaje.

Responsabilidad

Tener una mascota es una responsabilidad independientemente de la edad. Sin embargo, en los niños es algo que nace innato. Según diferentes estudios, lo primero que viene a la mente a un niño pequeño cuando se le habla de un perro es: cuidar, alimentar y jugar. Tres acciones relacionadas directamente con la responsabilidad.

Los padres pueden trabajar con este sentimiento que nace del vínculo con sus animales de compañía e ir aumentando el nivel de responsabilidad progresivamente. El niño verá como un logro poder hacerse cargo en mayor medida de su mascota, y querrá ir asumiendo más tareas. Puedes empezar por que el pequeño se encargue de que el animal tenga agua y comida, y así sucesivamente ir aplicando otras tareas como cepillarlos o lavarlos.

Aprendizaje emocional

La relación entre las mascotas y el aprendizaje infantil es directa y muy beneficiosa. Está demostrado que los niños que tienen contacto con animales de compañía desde muy pequeños desarrollan valores como la empatía y la compasión. Además, este vínculo sirve como estabilizador de la conducta infantil: los niños tienen menos miedos y son más felices.

Por otro lado, los perros y gatos son uno de los mayores vínculos emocionales en la infancia, junto a la familia. Muchos niños se sienten fuertemente unidos a sus mascotas, y esto los lleva a recurrir a ellos cuando se sienten tristes. Así como también los relacionan con sus juegos y diversión, convirtiendo a su animal en compañero de actividades.

Motivación al aprendizaje

Las mascotas no solamente influyen en el aprendizaje emocional de los más pequeños, sino también en la rama educativa. El vínculo con sus animales de compañía produce una agilidad mental y un nivel de aprendizaje mucho mayor. Según diferentes estudios, muchos niños no supieron qué hacer con algunos objetos que tenían a su alrededor hasta que llegó un perro. Entonces utilizaron la herramienta para interactuar con él.

Gracias a este, y a diferentes experimentos, se ha podido demostrar que la presencia de un animal de compañía en la vida de un niño es altamente beneficiosa para su aprendizaje: agiliza su mente, sus sentidos y acelera la comprensión.

Otro aspecto en el que los perros y gatos son de ayuda educativa es en los primeros días de colegio. Se ha observado que la presencia de mascotas puede hacer mucho más llevadera la vuelta o el inicio de la escuela para los más pequeños. Gracias a sus compañeros, los niños olvidan la tristeza que les provoca separarse de sus familias.

Beneficios del vínculo de animales de compañía y niños

Para concluir, vamos a hacer un listado de los principales beneficios del vínculo entre niños y animales de compañía:

  • Reducen el estrés. Al igual que pasa con las personas adultas, las mascotas también reducen la sensación de estrés en los niños. Este es un resultado directo de su influencia en el aprendizaje emocional del que hemos hablado anteriormente.
  • Recuden el asma y las alergias. Cuando un bebé crece desde siempre con un animal de compañía se reduce mucho sus probabilidades de sufrir de asma o alergias. Esto se debe a que el niño ha estado expuesto desde su nacimiento al pelo del animal y su cuerpo desarrolla inmunidad a estos agentes externos.
  • Alivio de la ansiedad por separación. Los más pequeños pueden llegar a sufrir mucho cuando su persona de referencia no está en casa. Sin embargo, la presencia de una mascota les elude de esta ausencia y llevan mucho mejor esta ausencia.
  • Mejora sus relaciones. Los pequeños que tienen una unión emocional con un animal son más propensos a establecer buenas relaciones sociales.
  • Reducción de la agresividad. Está demostrado que los perros pueden ayudar al autocontrol, incluso en aquellos niños con mayor tendencia a la agresividad. Siempre se debe tener en cuenta, no obstante, que ambos deberán ser bien educados e instruidos para reconducir estas situaciones.
  • Aportan valores. Los animales inculcan de forma totalmente innata valores en nuestros pequeños. Algunos tan importantes como la empatía, el amor incondicional, la compasión, el respeto por los demás… Son sentimientos que las mascotas generan en ellos y, por lo tanto, les resulta más sencillo aplicarlos en el resto de sus relaciones sociales.
  • Mejora la imagen propia. Como ya hemos comentado con anterioridad, tener una mascota refuerza notablemente la autoestima. Hacer cosas que beneficien a su animal de compañía hará que los pequeños tengan una buena y mejor imagen de sí mismos.
  • Aportan alegría. Por supuesto, tener un animal en casa siempre aporta un ambiente de frescura y alegría en el hogar. Forman parte de la propia familia y solamente con su compañía ya consiguen hacernos felices.

Como ves, la relación entre los niños y sus animales de compañía es muy positiva y beneficiosa (para ambos). Si estabas dudando sobre los efectos que podría tener un perro o un gato en tu hijo, ¡no te hagas más preguntas!

En Superfriends buscamos siempre lo mejor para nuestros alumnos y sus padres. Si quieres saber más sobre nosotros y nuestro método de aprendizaje en inglés (TET), ¡contáctanos! Estaremos encantados de atenderte y orientarte.

2020-05-20T08:49:51+02:0020 mayo, 2020|0 Comentarios
Dejar un comentario